Fides

Todas las noticias Fides
  1. Abuja - “Nos da muchos ánimos que la voz del Santo Padre se haya unido a la nuestra para pedir a los secuestradores la liberación de las seis religiosas raptadas hace un mes”, asegura a la Agencia Fides monseñor Ignatius Ayau Kaigama, arzobispo de Jos y presidente de la Conferencia Episcopal de Nigeria en referencia al llamamiento lanzado por el Papa Francisco tras el rezo del Ángelus de ayer domingo 17 de diciembre. “Me uno de corazón al llamamiento de los obispos de Nigeria para la liberación de las seis Hermanas del Corazón Eucarístico de Cristo que fueron raptadas hace un mes en su convento Iguoriakhi”, pidió el Papa. “Rezo con insistencia por ellas y por todas las personas que se encuentran en esta dolorosa condición, para que puedan, con ocasión de la Navidad, volver a sus casas finalmente”, deseó el Papa quien además pidió a los fieles que se unieran a él en oración recitando el Avemaría.

    “Continuamos rezando y estamos valorando varias formas para asegurar su rescate pero hasta ahora, por desgracia, nuestros esfuerzos no han tenido éxito”, dice monseñor Kaigama. El obispo recuerda que “en el curso de la ceremonia de creación de la nueva diócesis de Bomadi , hemos pedido a los fieles oraciones por la liberación de las religiosas y también se ha hecho una oración especial con este fin durante la misa”.

    “La Conferencia Episcopal ha publicado una declaración en la que pide la conversión del corazón de los secuestradores y la liberación de las hermanas. Estamos muy contentos con que el Papa haya asegurado sus oraciones por la rápida liberación de las religiosas de forma que puedan regresar con sus familias y con su congregación”, concluye monseñor Kaigama. En la declaración publicada el 15 de diciembre, la Conferencia Episcopal de Nigeria afirma que “los agentes de las tinieblas continúan sometiendo a nuestro pueblo a un chantaje a través de los secuestros, los atracos a mano armada y otras actividades inhumanas”. “Nos entristece y nos duele el secuestro de nuestras hijas, las Hermanas del Corazón Eucarístico de Cristo, que fueron raptadas hace casi un mes en su convento de Iguoriakhi, cercano a Benin City. Hacemos un llamamiento a quienes las retienen para que escuchen nuestro llamamiento y las liberen inmediatamente”.

    Los raptos para extorsionar se han convertido en una constante en varias zonas del sur de Nigeria y afectan también a sacerdotes y religiosos y religiosas. La Conferencia Episcopal hace tiempo que indicó que no pagaría ningún rescate por la liberación del personal eclesiástico.
  2. Jerusalén – Cualquier pretensión de ejercer una posesión exclusiva sobre Jerusalén abrirá un camino hacia una “situación oscura”, porque contradice la esencia y las características de la Ciudad Santa, y “pisotea el mecanismo que ha protegido la paz a través de las diferentes épocas”. Así lo han reiterado 13 Patriarcas y Jefes de Iglesias y comunidades cristianas presentes en Tierra Santa, en el mensaje común difundido en vista de la próxima Navidad. Los Patriarcas y Jefes de las Iglesias de Tierra Santa, haciendo referencia implícita a las decisiones recientemente tomadas por la Administración de Estados Unidos con respecto a Jerusalén, reafirman su posición común “a favor del Status Quo de la Ciudad Santa, hasta que se logre un acuerdo de paz justo entre israelíes y palestinos, en base a las negociaciones y leyes internacionales”.
    Los cristianos de Tierra Santa – se lee el texto, enviado a la Agencia Fides - saben que su presencia y testimonio “están estrechamente relacionados con los Santos Lugares y con su accesibilidad”, lo que hace que la ciudad sea un lugar potencial de encuentro y unidad entre “personas de diferentes creencias”. Por esta razón, “cada enfoque exclusivista hacia Jerusalén contradice la esencia y las características de la ciudad, y pisotea el mecanismo que ha protegido la paz a través de las diferentes épocas. Jerusalén - agregan los Jefes Cristianos de Tierra Santa - es un regalo sagrado. Un tabernáculo. Una tierra santificada para el mundo entero. Tratar de poseer la Ciudad Santa de Jerusalén o confinarla en términos de exclusivismo conducirá a una situación muy oscura”.
    El domingo 17 de diciembre, en el lugar del bautismo de Jesús, el rey Abdallah II de Jordania, que mañana, martes 19 de diciembre, será recibido en el Vaticano por el Papa Francisco, se ha reunido con los jefes de las iglesias y de las comunidades cristianas presentes en Tierra Santa con motivo de las felicitaciones por las próximas festividades navideñas. En esta ocasión, según fuentes oficiales del Patriarcado Latino de Jerusalén, los representantes de las Iglesias de Tierra Santa han expresado su gratitud al Rey Abdallah por su apoyo en el esfuerzo por preservar las propiedades eclesiales alrededor de los Santos Lugares. El Rey de Jordania ha reiterado que los derechos de los cristianos y musulmanes sobre Jerusalén son “eternos”, y recordado el papel de “protección” de los Santos Lugares cristianos y musulmanes de la Ciudad Santa que corresponde a la dinastía de los Hascemitas.
    También con ocasión de esa reunión, los representantes de las Iglesias y comunidades cristianas han reiterado su oposición a la decisión de los Estados Unidos de reconocer a Jerusalén como la capital de Israel, y han pedido al Rey de Jordania que defienda también en nombre de las Iglesias el perfil y el estado legal de la Ciudad Santa en los contactos con las Cancillerías de otros países, así como en organizaciones internacionales como la ONU y la UNESCO. En la reunión con el rey Abdallah han estado presentes, entre otros, el obispo luterano Munib Younan, el patriarca greco ortodoxo de Jerusalén, Theophilos III, el Custodio de Tierra Santa el p. Francesco Patton ofm y el Arzobispo Pierbattista Pizzaballa, Administrador Apostólico del Patriarcado Latino de Jerusalén.
    Este último, en su intervención dirigida al Rey de Jordania, ha reiterado su deploración compartida por las declaraciones que persiguen cambiar el “frágil equilibrio” en Tierra Santa y que “no ayudan al proceso de paz, sino que profundizan las ya enraizadas desconfianzas entre israelíes y palestinos”. El arzobispo Pizzaballa ha reiterado que las “decisiones unilaterales” sobre Jerusalén “no traerán paz, sino que la alejarán aún más”, porque “Jerusalén es patrimonio de toda la humanidad y todo reclamo exclusivo, - tanto político como religioso - es contrario a la lógica de la ciudad”. El Administrador Apostólico del Patriarcado Latino también ha dedicado palabras de agradecimiento por el papel de “custodio de los Santos Lugares de Jerusalén y de las comunidades que viven y se expresan a sí mismas en esos lugares” del monarca. .
  3. La violencia terrorista, gratuita y destructiva no es lo único que afecta a las minorías religiosas en Pakistán. El ataque a la Iglesia Metodista de Quetta saca a la luz la difícil situación de las minorías religiosas en Pakistán, especialmente los cristianos y los hindúes, que representan el 2% y el 1% respectivamente, entre una población de aproximadamente 200 millones de habitantes.
    Para analizar las condiciones y perspectivas de las minorías religiosas, líderes cristianos, hindúes, sijs, musulmanes y bahai se han reunido en los últimos días en Karachi, en una conferencia organizada por la Comisión “Justicia y Paz” , organismo de la Conferencia Episcopal Católica en Pakistán, que trabaja desde 1985 por los derechos de las minorías religiosas en el país .
    Link correlati :Continúa leyendo la news analysis en Omnis Terra
  4. Quetta – Una multitud de más de 1.500 cristianos de todo Pakistán, miembros de las cinco confesiones presentes en el país, se ha reunido hoy en el cementerio cristiano de Quetta, para asistir al funeral de las víctimas del atentado kamikace en la Iglesia Metodista Bethel Memorial, que el 17 de diciembre ha golpeado la capital de Baluchistán. EL funeral ha sido celebrado por el obispo Sadiq Daniel, quien dirige la comunidad anglicana en las provincias de Sindh y Beluchistán, que ha llegado a Quetta desde Karachi. Junto a él ha estado también el obispo católico Victor Gnanapragasm, del Vicariato Apostólico de Quetta, que ha visitado a los heridos y rezado por ellos. Trece personas han perdido la vida y otras cincuenta y seis han resultado heridas, nueve de las cuales se encuentran en estado crítico. Cuatro hombres armados con bombas y con chalecos explosivos irrumpieron en el complejo que alberga el edificio de la iglesia, la residencia de los sacerdotes, la residencia del personal, el salón de la comunidad y una pequeña sala de catequesis para niños.
    Al mediodía de ayer, un hombre armado, cubierto con un chal, intentó entrar en la iglesia, pero fue detenido por el guardia de seguridad. Al pasar por la primera puerta, los otros tres empezaron a arrojar bombas por el suelo del patio: de modo que los más de 400 fieles que se encontraban en la iglesia notaron el atentado. Entre los testimonios recogidos por la Agencia Fides, una mujer herida ha dicho: “Nos hemos movido hacia el altar para protegernos, pero han continuado arrojando bombas a la Iglesia y golpeando las puertas para entrar”. Haroon James, otro de los heridos, explica a Fides: “Cuando me he dado cuenta de que se trataba de un atentado, he corrido de inmediato hacia la escuela de catequesis donde estaban los niños: he cerrado la puerta poniendo un armario delante para protegerlos”. James ha sido herido por dos balas en la parte inferior del cuerpo, mientras que algunos de los niños han reportado heridas leves.
    Allama Mohammad Ahsan Siddiqui, presidente de la “Interfaith Commission for Peace and Harmony” ha condenado el ataque a la Iglesia y ha declarado a la Agencia Fides: “Este es un atentado contra Pakistán, que quiere socavar la paz y la armonía en el país. Insto al gobierno de Pakistán a hacer más para proporcionar una seguridad adecuada a los lugares de culto y pido a los líderes religiosos que permanezcan unidos para ayudar a los afectados”.
    Kailash Sarhadi, Director de la Ong “MasterPeace”, ha declarado a la Agencia Fides: “Es muy triste que una vez más, las minorías en Pakistán sean atacadas durante sus fiestas religiosas. La agenda de los grupos terroristas está desestabilizando Pakistán especialmente en la provincia de Beluchistán”. Recordando los ataques a las mezquitas, Sarhadi señala que “estos terroristas no tienen religión”. “El Islam no enseña a matar personas inocentes”, agrega Syed Yaqoob Ali Shah, presidente del International Peace Council for Interfaith harmony, señalando la “negligencia de las fuerzas de seguridad”, ya que los hombres armados no fueron detenidos en ninguno de los puestos de control y consiguieron llegar hasta la iglesia.
  5. Islamabad – “Las masacres de vidas inocentes están aumentando en Pakistán. Oremos a nuestro Señor Jesucristo para que, como nación, nos pueda dar fuerza, sabiduría, tolerancia y paz. Que Dios dé a las familias de las víctimas la fortaleza necesaria para soportar la pérdida de sus seres queridos y una pronta recuperación a los heridos”: así lo afirma el arzobispo Joseph Arshad, guía de las comunidades de Islamabad, presidente de la Conferencia Episcopal de Pakistán, así como presidente de la Comisión “Justicia y Paz” de los Obispos Católicos, después del terrible atentado kamikaze que ha golpeado la Iglesia Metodista Bethel Church en Quetta, capital de la provincia de Beluchistán, este domingo 17 de diciembre, causando 13 muertos y más de 56 heridos.
    En un comunicado enviado a la Agencia Fides por la Comisión “Justicia y Paz”, firmado conjuntamente por el Arzobispo, el Director nacional p. Emmanuel Yousaf y por el Director ejecutivo Cecil S. Chaudhry, la iglesia en Pakistán condena firmemente “el atentado cobarde e inhumano contra la Iglesia y los fieles inocentes”. Expresando sus condolencias a las víctimas, los obispos “aprecian enormemente la pronta respuesta de la policía y de las fuerzas de seguridad que han ayudado a garantizar las vidas de casi 400 fieles presentes en la Iglesia” y aseguran sus oraciones por las familias de los fieles asesinados y heridos.
    La Comisión hace un llamamiento a las instituciones “para que entreguen a los responsables ante la justicia y aborden las causas profundas de esta intolerancia”, destacando la urgencia de “fortalecer las medidas para la protección de todos los ciudadanos, especialmente durante este período navideño”. Los obispos llaman a todos los ciudadanos de buena voluntad a ofrecer un auxilio voluntario para la seguridad de las instituciones cristianas.
    La Comisión también cita la sentencia del Tribunal Supremo del 19 de junio de 2014, que instó al gobierno a adoptar una serie de medidas concretas para proteger a las minorías religiosas, y espera que se aplique de manera efectiva. También informa que el Plan de Acción Nacional contra el Terrorismo es “de máxima prioridad para eliminar el extremismo del país”.
    Entre las voces de la sociedad civil paquistaní, el cristiano Nasir Saeed, director de la Ong CLAAS, dice a Fides: “Atacar a los fieles, especialmente durante el período navideño, es un acto de cobardía. Tal odio y violencia no ayudará a nadie a ganarse un puesto en el paraíso”.
    Deplorando a los grupos definidos como “antinacionales”, el líder observa que “los cristianos son los más pacíficos y al mismo tiempo vulnerables de todo Pakistán, y que han luchado con todos los demás ciudadanos por la independencia de Pakistán, desempeñando un papel vital en lo que respecta a su desarrollo como nación”. Saeed concluye: “Es responsabilidad del estado brindar protección a sus ciudadanos y en particular a las minorías. El gobierno no ha conseguido darles garantías de seguridad y resolver sus problemas. La mayoría de los cristianos están decepcionados y no ven su futuro en Pakistán. Muchos están huyendo del país donde lucharon junto a Muahmmad Ali Jinnah, fundador de Pakistán”.